David Pynchon mirant l'abisme...

Avui en Cine-cittat: La Jungla de Cristal

divendres, 4 octubre, 2013

Hui una pel·li que sé que agradarà molt al nostre Franky. Costa decidir-se però crec que toca fer-li justícia el més prompte possible.

Un títol dels fundacionals, al menys en el gènere d’acció. Marcà un abans i un després, creà un nou llenguatge i un tipus d’antiheroi carismàtic que en la figura de John McClane esdevingué tota una icona. El director ni més ni menys que John McTiernan que en qüestió de mesos es marcà un altre títol per a emmarcar com “Depredador” (que no tardarem en presentar). Tot transcorre en la torre Nakatomi, la tensió es palpa a cada pas, en cada planta. Uns terroristes que no són estúpids i que saben el que volen i com aconseguir-ho.

Bruce Willis ja mai més baixà del podium gràcies a McClane. Magnificament secundat per Alan Rickman (Hans Gruber) i molts altres noms clau als 80 com Reginald VelJohnson, Bonnie Bedelia, Paul Gleason, Robert Davi, Alexander Godunov… enorme muntatge, grans decorats, moltes explosions i persecucions… no disfrutar amb aquesta pel·li és impossible. La bso de Michael Kamen també per al record.

Poc més a afegir, per a mi imprescindible en la meua videoteca. Immortal i amb una vigència incontestable.

GRÜBER: ¡Os he dicho que no uséis la radio hasta nueva ord..!

McCLANE: ¡Ohh, lo siento Hans, no recibí el mensaje! Debo ponerlo en el tablón de anuncios, como me he cargado a Tony, a Marco y a su amigo, pensé que usted, Karl y Franco se sentirían muy solos… y por eso les llamo…

KARL: ¡¿Cómo sabe tanto de…!?

GRÜBER: ¡Shhh! Es usted muy amable, supongo que es el misterioso convidado de piedra. Tiene mucha iniciativa… para ser un guardia de seguridad…

McCLANE: ¡Meeeec! ¡Lo siento, Hans, no es correcto! ¿Quiere seguir adivinando esta vez a doble o nada? ¡¿eh!?

GRÜBER: ¿Entonces quién es usted?

McCLANE: Un mosquito impertinente, Hans, un ratón atormentado, un grano que te ha salido…

GRÜBER: Ve a ver a los otros. No uses la radio. Mira a ver si es verdad lo de Marco y averigua si falta alguien más. Convidado de piedra, ¿Sigue usted ahí…?

McCLANE: Sí, sigo aquí ¿O me quiere abrir la puerta principal para que salga…?

GRÜBER: No, me temo que no…pero me tiene intrigado…sabe mi nombre…Pero ¿Quién es usted? ¿Otro americano que vió demasiadas películas de niño? ¿Otro huérfano de una cultura en declive que se cree John Wayne, Rambo, El Equipo A..?

McCLANE: A mí el que siempre me gustó fue Roy Rodgers, ¡y esas chupas que llevaba con lentejuelas!

GRÜBER: ¿En serio cree que puede ganarnos la partida, vaquero…?

McCLANE: ¡Yippi Ka Yei hijo de puta!

La jungla de cristal. John McTiernan (1988)

Avui en Cine-cittat: Terminator

dimecres, 25 setembre, 2013

La veritat que costa decidir-se cada setmana per un títol. Espere anar tocant molts gèneres i moltes dècades. No sé si deixaré a tot el món content però s’intentarà.

Hui Terminator, de James Cameron. Li pese a qui li pese una pel·li fonamental a la història del cine de ciència ficció i al gènere d’acció. Primera cinta dirigida per James Cameron i que li va servir per a pujar als cims de Hollywood, fet que aniria confirmant durant la dècada i que coronaria amb Titanic (de la que m’estalvie la meua opinió jajaja). Un guió molt original jugant amb les paradoxes temporals, grans efectes especials per a la època i un tipo que ja començava a tindre èxit en la indústria i que amb el paper del Terminator es situaria com a estrela: Arnold Schwarzenegger. Deu d’haver poca gent que no l’haja vist alguna vegada. Amb personatges i cites que ja formen part de la cultura popular: Sarah Connor, John Connor, “volveré”…

Segurament quan ataquem Terminator 2 tindrem debat sobre quina és millor, si aquesta primera o la segona. El que és segur és que de Cameron en tindrem més títols com Aliens el Regreso, Abyss o Mentiras Arriesgadas.

Sarah Connor: Reese, ¿por qué yo ? ¿ por qué me busca ?
Kyle Reese: Hubo una guerra nuclear. Dentro de unos años, todo esto, este lugar, todo… desaparecerá. Sin más. Hubo supervivientes. Nadie sabe cómo empezó. Fueron las máquinas, Sarah.
Sarah Connor: No lo entiendo.
Kyle Reese: Computadoras de defensa. Nuevas… potentes… conectadas a todo, lo controlaban todo. Aprendieron demasiado, crearon órdenes inteligentes, luego consideraron a la gente como una amenaza, decidieron nuestro destino en un microsegundo… la exterminación.
Sarah Connor: ¿ Viste esa guerra ?.
Kyle Reese: No, me crié después. Entre las ruinas, con hombres, esquivando los CA.
Sarah Connor: ¿ CA ?
Kyle Reese: Cazadores asesinos. Máquinas construídas en fábricas automatizadas. La mayoría fuimos acorralados, metidos en campos para nuestra exterminación. Me grabaron esto con un rayo láser. Nos mantuvieron a algunos con vida para trabajar, cargando cadáveres, las unidades de recogida trabajaban día y noche, estuvimos a punto de desaparecer para siempre. Pero había un hombre que nos enseñó a luchar, a asaltar alambradas de los campos, a convertir esas malditas máquinas en chatarra… cambió el mundo, nos sacó del abismo, se llama Connor, John Connor, tu hijo Sarah… tu hijo que aún no ha nacido…

Terminator (1984). James Cameron

Avui en Cine-cittat: Platoon

dimecres, 18 setembre, 2013

platoon_1986_1Al fil de l’entrada de la setmana passada no he pogut evitar “empalmar” amb una de les meues pel·licules preferides sense discusió possible: Platoon. Per a mi el cim d’Oliver Stone, gran director vingut a menys però amb una obra darrere que ja voldrien per a sí mateixos el 90% dels directors que pululen actualment per la cartelera dels cines. Tocat de gràcia i mogut per les seues pròpies vivències al Vietnam, Stone ens regala una cinta pràcticament perfecta en tots els sentits.

Una ambientació increïble, un muntatge magnífic, uns actors en estat de gràcia i la peça principal de Samuel Barber, “Adagio for strings”, que perviu en la posteritat. Cruda, emotiva, directa… se li poden atribuir molts qualificatius i ens quedem curts a l’hora de valorar-la.

La primera vegada que la vaig vore jo era prou més jove i ja em vaig quedar enganxat del duel Willem Dafoe (sgt. Elías) vs Tom Berenger (sgt. Barnes). El primer un home íntegre, honest, valent en el sentit possitiu de la paraula, un bon amic en definitiva. A l’altre costat Barnes, despiadat, cruel, violent… una dualitat bé/mal on es veu atrapat el personatge de Charlie Sheen. Si bé ell admira a Elías i es considera amic seu no pot evitar sentir atracció per la figura de Barnes que a la seua manera és també heroi d’una guerra que cap dels soldats entèn i de la que volen fugir. Com diu Barnes en una escena “yo soy la realidad” i raó no li’n falta.

Els dos paràgrafs que continuen són extractes de cartes que Chris (Charlie Sheen) li envia a la seua àvia. Amb cada lectura recorde passatges de la pel·lícula i m’emocione com la primera vegada. Una tragèdia enorme, “la imposibilidad de la razón” en definitiva.

Pues aquí estoy, anónimo. Con chicos que a nadie importan un carajo. Vienen de ninguna parte muchos de ellos. Ciudades pequeñas de las que nunca has oído hablar. Pulaski, Tennessee; Brandon, Mississippi; Pork Van, Utah; Wampum, Pennsylvania. Dos años en el instituto, como mucho. Con suerte, a la vuelta les espera algún trabajo en fábricas, pero la mayoría de ellos no tienen nada. Son los pobres, los marginados, sin embargo luchan por nuestra sociedad y nuestra libertad. Extraño ¿no es cierto? Son chusma, y lo saben. Tal vez por eso se llaman a sí mismos ‘Grunts’, porque pueden soportarlo todo. Son los mejores que he visto, abuela. Son el corazón y el alma de América.

Cuando pienso en lo que pasó allí, creo que no luchábamos contra el enemigo. Luchábamos contra nosotros mismos. El enemigo estaba dentro de nosotros. Ahora la guerra ha terminado para mí pero siempre formará parte de mi vida. Estoy seguro de que Elías estará luchando con Barnes por lo que Rhah llamaba la posesión del alma. Hay momentos en los que me siento como un niño que tuviera dos padres, pero sea como sea, nosotros, los que sobrevivimos, tenemos un deber a cumplir: enseñar a los que vengan detrás lo que sabemos e intentar el resto de nuestra vida encontrar la virtud y perfeccionarnos.

Platoon. Oliver Stone (1986)

Avui en cine-citat: Acorralado

dijous, 12 setembre, 2013

El de hui és un post especial per diferents motius. Una pel·li que jo crec hem vist tots quan erem menuts. Qualsevol xiquet de l’època tenia un periquito o un gos de nom Rambo. Va ser l’inici d’un heroi d’acció dels 80 que quedà gravat a foc en la ment de tota una generació gràcies a la figura de Sylvester Stallone. Una pel·li que tracta amb serietat i amargor la tornada dels veterans de la guerra del Vietnam al seu país on el rebuig al conflicte els afectarà fins expulsar-los pràcticament de la societat. Un tema poc tractat al cinema i del que tenim alguns exemples com Nacido el 4 de julio o Forrest Gump. Altre motiu important és què gràcies a un insigne usuari d’aquesta web vaig començar fa anys a recopilar moltes frases i diàlegs de cine amb Acorralado com a leit motiv amb el seu “vivir de lo que da la tierra, comer cosas que harían vomitar a una cabra.

Direcció correcta sense excentricitats de Ted Kotcheff, enorme bso de Jerry Goldsmith, ben muntada, bones actuacions de Brian Dennehy com el sheriff del lugar, Richard Crenna com el coronel Samuel Trautman (maleït Santiago Urrialde i el seu Truman) i Stallone en un registre que li anava pintat i que el pujaria als cims de les taquilles mundials.

Trautman: Se acabó Johnny. ¡Se acabó!

Rambo: No se acabó. ¡No señor!. Yo también tengo algo que decir. No era mi guerra. Me llamaron ustedes a mi, no yo a ustedes. Yo hice lo que tenía que hacer para ganar, pero no nos dejaron ganar. Y cuando regreso a mi país me encuentro a esos gusanos en el aeropuerto gritándome y llamándome asesino de niños y otros horribles insultos. ¿Quiénes son ellos para insultarme, eh? No estuvieron allí luchando como yo, no saben lo que dicen.

Trautman: Estos son malos tiempos para todos Rambo. Aquello pertenece al pasado.

Rambo: ¡Para usted! Para mí la vida civil no es nada. En el frente tenemos un código de honor: Tu me cubres la espalda yo cubro la tuya, pero aquí no.

Trautman: Eres el último de una élite. No lo termines así.

Rambo: Allí manejaba aviones, conducía tanques, tenía a mi cargo millones de dólares en equipo. ¡Aquí ni siquiera me dan trabajo de lavacoches!.

Rambo: Ni eso Dios mío ¿Dónde están todos? ¿Dónde?. Tenía amigos en las fuerzas aéreas. Todos aquellos muchachos eran amigos míos. ¿Dónde están?. Aquí no tengo a nadie. ¿Se acuerda usted de ellos?. Lloyd y yo solíamos ir a tomar unas cervezas en nuestro ratos libres. Él siempre me hablaba de ir a Las Vegas con un Chevrolet. Le gustaba mucho el descapotable rojo. Decía que iríamos por las carreteras hasta que se le cayeran las ruedas. Estábamos en un bar de Saigón, aparece un niño que lleva una caja de limpiar zapatos y dice: Limpia señor, y yo le digo no, y él insiste y Lloyd dice que sí. Entonces voy por un par de cervezas y la caja es una bomba, abre la caja y su cuerpo salta por los aires hecho pedazos. Le veo ahí caído gritando como un loco, ¡Tuve que quitármelo de encima, estaba cubierto de pedazos de su cuerpo! Mi amigo hecho pedazos encima de mí. ¡Sangre por todas partes! ¡Intento mantenerlo entero y siguen saliéndose los intestinos! Nadie me ayuda. Me dice: Quiero irme a casa, quiero irme a casa. Lo repite una y otra vez. Quiero conducir mi ¡Y no consigo encontrar sus piernas!. ¡No encuentro las piernas!.No consigo quitármelo de la cabeza. Así durante siete años, día tras día. A veces me despierto y no sé donde estoy.

Ted Kotcheff. Acorralado (1982)

Avui en cine-citat: Trainspotting

dijous, 5 setembre, 2013

Una de les millors pel·lícules dels anys 90. Rodada per Danny Boyle tot un èxit de crítica i públic. Suposà el salt a la fama d’Ewan MacGregor i el mateix Boyle i ens presentà a d’altres com Robert Carlyle, Jonny Lee Miller o Kevin McKidd que en els anys posteriors esdevindrien rostres més que coneguts en la gran pantalla. La banda sonora també espectacular amb la intro d’Iggy Pop que si no és una icona poc li falta. Disseny de producció, ambientació, guió… un títol per a emmarcar i del que costa trobar a gent que no l’haja vist. El llibre d’Irvine Welsh és igualment recomanable, tot un “chute” per a una ment jove que dessitja trobar novel·les on vore reflexades la seua joventut o parts d’ella. Tria.

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos baratos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

Tainspotting. Danny Boyle (1996)